Museo Conmemorativo de la Guerra de Auckland

El Museo Conmemorativo de la Guerra de Auckland (Auckland War Memorial Museum) se eleva sobre la colina conocida por los Māori como Pukekawa y fue construido por primera vez en 1929, en memoria de todos los fallecidos a causa de la Primera Guerra Mundial. Ha crecido al punto de  albergar una preeminente colección Māori y Pacifica, importantes fuentes de historia natural y las principales colecciones de historia social y militar. Actualmente es reconocido como uno de los hitos icónicos de Nueva Zelanda y una  de nuestras edificaciones patrimoniales más valiosas, la cual está protegida con PROTEC2 CLIQ de Abloy Oy.

"Este ha sido uno de los proyectos tecnológicos más simples en los que me he involucrado, debido principalmente al producto y al apoyo en el proyecto brindado por ASSA ABLOY. Nos ayudaron a desarrollar un sistema y luego diseñaron la arquitectura para el mismo"

Sir Kenneth (Ken) McKenzie, Director de Seguridad del museo

Desafíos

Albergando tantas piezas valiosas en su interior, el museo requería un sistema de cierre de puertas y de vitrinas de exhibición más moderno y seguro, sensible y adecuado a un edifico patrimonial importante. Los requisitos para el nuevo sistema de seguridad fueron los siguientes:

  • Gestión de llaves más flexible                                                   
  • Integración con el sistema de control de acceso ya instalado                                                                               
  • Sistema de cierre inalámbrico sin riesgos de daño al entorno patrimonial

    "Debíamos actualizar nuestra seguridad de cierre al siglo veintiuno" declara el director de seguridad del  museo Sir. Kenneth (Ken) McKenzie. "Pero nos enfrentabamos con costos entre $3,500 y $8,000 por puerta para las nuevas cerraduras electrónicas y los lectores de tarjeta. Con más de 170 puertas, el costo estaba totalmente descartado.                                                         

Solucion - Museo Conmemorativo de la Guerra de Auckland

 

Luego de una introducción realizada por los arquitectos del museo, Ken se reunió con el equipo de ASSA ABLOY para conocer el sistema PROTEC2 CLIQ y evaluar su pertinencia. Surgido de la nueva tecnología y el "internet de las cosas" CLIQ es un sistema conectado de cerraduras inteligentes inalámbricas, operado por llaves que funcionan con baterías. Emplea encriptación AES para cada intercambio electrónico. - el actual parámetro de oro en la seguridad inalámbrica que es utilizado por instituciones tales como el gobierno de los EE.UU.                                                                                       

Todas las llaves están numeradas y asignadas a un individuo y son  activadas por su pin de usuario al comienzo de cada día de labores. Las llaves se apagan automáticamente pocas horas después de su activación, por lo cual, si una llave se pierde (sin conocimiento del portador) la misma expira al poco tiempo. Si el propietario avisa de la pérdida, esta puede ser bloqueada de inmediato. La información de la llave se almacena en una base de datos para que el equipo del museo rastree la auditoría de las llaves y puertas accionadas para gestionar el edificio. A las puertas se les puede asignar una configuración individual. Algunas son configuradas para un uso amplio mientras que otras quedan bloqueadas para algunas personas.

Beneficios  

  • CLIQ ofrece beneficios tales como auditorías remotas y la habilidad para gestionar el acceso de las llaves con el personal, los comerciantes, los encargados de la limpieza y otros contratistas.                 
  •  La solución CLIQ le ha dado al museo un nivel de control mayor al que tenía anteriormente y dentro de la mejor experiencia de seguridad actualizada y global para museos.
  • Las cerraduras no requieren cableado, se acoplan a la mayoría de los cerrojos y pueden instalarse sin dañar el entorno patrimonial de la edificación.                                                                                                                         

"El equipo esta encantado. Es super amigable y más fácil de usar que el sistema anterior. Todos estan actualizando sus llaves cada mañana así como sus credenciales. Respeta el entorno patrimonial, nos brinda control de acceso en llaves y puertas individuales y pudimos adaptarlo a nuestro chip HID para acceso con tarjeta. "El sistema ha elevado nuestra seguridad a un nivel totalmente nuevo"